El Grito Infinito

llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones

¡Últimas noticias desde Varsovia!

Publicado por Álvaro en , el 13.1.09



Y ahora pasamos a las noticias internacionales.

Continúa la guerra entre Alemania y el pueblo judío. El ejército nacionalsocialista continúa prendiendo fuego a los edificios de la Franja de Varsovia como represalia ante los ataques terroristas judíos de los últimos meses. Heinrich Himmler, el Comandante en Jefe de la Schutzstaffel, afirma "no estar dispuesto a tolerar más agresiones contra el pueblo alemán", y para hacer efectivas sus amenazas ha sustituido a uno de sus jefes militares, Sammern-Frankenegg, por Jürgen Stroop, un militar ampliamente experimentado en la lucha antiterrorista.

El conflicto ha continuado ininterrumpidamente desde el 18 de enero, cuando una organización terrorista judía consiguió detener el traslado de ciudadanos de dicha etnia hacia un campo de trabajo. Desde entonces y hasta ahora, el grupo armado se ha hecho fuerte en la Franja de Varsovia, ganando cada vez más simpatías entre los refugiados, pero imponiendo su voluntad sin unas elecciones democráticas con transparencia internacional. Un reportero italiano, incluso, denuncia agresiones judías contra la oposición democrática que continúa colaborando con el gobierno alemán para alcanzar una solución pacífica al conflicto.

Diversos líderes mundiales del mundo no han tardado en pronunciarse sobre esta amarga guerra, que tantas víctimas inocentes está dejando. El emperador de Japón, Hiroito, ha lanzado un llamamiento al gobierno nacionalsocialista para que modere la intesidad de sus represalias. "Creemos firmemente que la autodefensa del pueblo alemán", afirma Hirohito en la Cumbre Asiática por la Paz, "debe fundamentarse en el diálogo y en la mutua comprensión; pedimos por ello la reanudación de las conversaciones de Beijing en el marco de la comunidad internacional". El jefe de estado español, Francisco Franco Bahamonde, tras coincidir con el Emperador Hiroito acerca de la magnitud de la respuesta alemana, ha añadido que "ninguna solución será posible si el pueblo judío no depone las armas; el asesinato indiscriminado de alemanes debe cesar, y es perentorio que el grupo terrorista que controla la Franja de Varsovia abandone sus actos criminales y ceda el paso a unas elecciones democráticas que garanticen el porvenir del pueblo judío". El jefe de estado italiano, Benito Mussolini, ha aconsejado prudencia con respecto a este tema y no ha dudado en pedir a la comunidad internacional que "respete" las decisiones del Estado alemán en sus asuntos internos. "El respeto a la soberanía de un país", anuncia Mussolini con voz firme, "debe prevalecer por encima de cualquier otra consideración, aunque nos solidaricemos con el pueblo judío".

Por otra parte el canciller estadounidense, Herbert Hoover, ha acusado a Alemania de "estado genocida" y ha afirmado que a los ojos de su gobierno, los judíos de Varsovia no deben ser considerados terroristas. Su gabinete, junto al de Francia y Reino Unido, ha alzado una denuncia por crímenes de guerra ante la Sociedad de Naciones. La propuesta ha sido desestimada por Japón, haciendo uso de su poder de veto como miembro permanente.

Se espera que las hostilidades continúen durante el resto de la semana y que acaben finalmente con la rendición de los insurrectos, en el contexto más amplio de las ambiciones geopolíticas alemanas.












8 comentarios:

Luis dijo... @ 14 de enero de 2009, 3:34

¿Sólo los humanos tienen derecho a la vida? ¿Derecho a no ser asesinados ni torturados ni esclavizados? Lo cierto es que esas víctimas son también los verdugos de otros.

KesheR dijo... @ 14 de enero de 2009, 10:22
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KesheR dijo... @ 14 de enero de 2009, 10:22

Luis, un comentario fuera de lugar...

Enlazo dos artículos muy buenos:
Votos, democracia y golpes de estado israelíes

El funcionamiento de la maquinaria de propaganda israelí

Berto dijo... @ 14 de enero de 2009, 12:33

muuuuuy grande!

Anónimo dijo... @ 14 de enero de 2009, 19:09

Es interesante la analogía, pero dudo que EEUU diera la razón a los insurgentes. En aquella época, quizá México haría algo así.

Luis dijo... @ 15 de enero de 2009, 3:56

¿Está fuera de lugar? ¿De verdad lo crees? Desde una posición antropocéntrica no cabe duda. Pero quizás lo que está fuera de lugar en este mundo es el antropocentrismo.

Creer que la violencia institucionalizada se limita a la ejercida por la policía o los ejércitos dirigidos por los gobiernos y los poderes económicos para someter a otros humanos y dominar los recursos naturales es un grandísimo error que dificulta el comprender la verdadera raiz del problema.

La violencia forma parte de nuestra vida diaria. Está asentada en nuestra visión de la vida. En creer que el ser humano es el dueño del planeta y de todo (y todos) lo que hay en él. Cada día hay matanzas masivas de animales a puerta cerrada. Los judíos y los musulmanes celebran sus fiestas asesinandos animales inocentes e indefensos. ¿Crees que eso no tiene que ver con lo que está pasando? ¿Que la violencia, el sometimiento y la dominación son algo que solamente sufren los humanos?

Ponerse una especie filtro en la mente solamente para ver unas cosas y no ver otras es la manera en lo que nos han educado y así es como el poder sigue haciendo lo que hace sin que nadie pueda evitarlo.

Los que denuncian a quienes ellos consideran verdugos de unos son ellos mismos verdugos de otros. Pero siempre encontrarán una falsa justificación para hacer lo que hacen. Tanto unos como otros.

anton dijo... @ 15 de enero de 2009, 22:17

Ingenioso texto. Respondiendo a Luis, en efecto, no sólo los humanos tienen derechos. Pero los humanos también los tienen. Si tus comentarios son una "queja", me parecen una queja exagerada, por elitista o exigente, aunque estoy de acuerdo con el contenido de los mismos. Esta entrada es sobre un conflicto entre humanos. Que todos los seres sufran por la acción de la cultura moderna dominante no implica que no podamos lamentarnos cuando un grupo de humanos ataca a otro grupo de humanos. Esta entrada es útil para hecernos ver cómo la definición de "buenos y malos", "terroristas y demócratas", etc, es más que nada un estado mental. Con otras hilos tal vez habrías coincidido; por ejemplo, el autor de este blog tiene una entrada sobre vegetarianismo (9 dic 2008) en que comenta su empatía con los animales que criamos industrialmente los humanos para comernoslos. Saludos cordiales, y viva el Ismael de Daniel Quinn, a.

Luis dijo... @ 18 de enero de 2009, 5:14

Respondiendo a anton,

en este mundo, en todo el mundo, solamente los humanos tienen legalmente derechos. A los animales que no son humanos (puesto que los humanos son animales también) no se les reconoce ningún tipo de derecho ni protección legal como individuos.
Se les discrimina solamente por pertencer a otras especies que no son la humana.

Los conflictos entre humanos tienen su causa en lo mismo que origina los conflictos con otros animales y con el resto de la naturaleza: la cultura de la dominación. Si esto no cambia lo único que nos espera es la destrucción y la autodestrucción en la que ya estamos envueltos al parecer sin remedio.

Comparar a los israelíes con los nazis y a los palestinos con los judíos oprimidos durante la Segunda Guerra Mundial es muy acertado. Pero más acertado todavía en esa línea es ver como los humanos somos absolutamente y devastadoramente nazis con los demás animales de este planeta a los que encarcelamos, asesinamos y torturamos despiadamente cada día. Al fin y al cabo sólo son "animales" y los humanos somos más importantes. Seguimos comiendo animales, seguimos vistiéndonos con su piel, experimentando con ellos y criándolos y esclavizándolos para nuestra diversión, sin ningún tipo de reparo moral.

¿Cuánto tiempo vamos a seguir viviendo en la burbuja de solamente importarnos los humanos? El especismo es una lacra como lo son también el racismo, el sexismo y el nacionalismo, y también todo tipo de fanatismos políticos y religiosos.

Sólo vemos el peligro cuando el vaso se desborda pero no queremos ver como lo vamos llenando cada día con nuestros actos cotidianos de violencia institucionalizada. Comenzando por lo que comemos. O mejor dicho, a quienes nos comemos.

Creer que los demás animales están para que los utilicemos es el estado mental en el que somos educados. Y así nos educan, para acostumbrarnos al crimen cotidiano, para ver enemigos por todas partes, no para vivir en respeto y cooperación sino siempre en competitividad, enfrentamiento y dominación.

Parece que tienen que caer bombas encima para que despertemos. Y a veces ni con esas. Yo prefiero bombardear conciencias.

Publicar un comentario