El Grito Infinito

llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones

La ganadería es destructiva

Publicado por Álvaro en , , el 4.1.09


      Hoy me han invitado a una barbacoa. Ay, la pesadilla recurrente del vegetariano. Esta vez ha sido incluso peor porque había allí gente que no sabe que "me he vuelto vegetariano"; y de nuevo he tenido que pasar por el proceso humillante de tener que justificar mi postura como si estuviese haciendo algo malo o extremadamente freak. En fin, ya os podéis imaginar.

      Una situación que siempre se repite, matemáticamente, es la de preguntarme por qué "me he vuelto vegetariano", ya que suele resultar incomprensible. Yo contesto con evasivas, diciendo que es complicado de explicar y que involucra muchos factores (lo cual es cierto), y a continuación la otra persona da por supuesto que es porque "me dan pena los animalitos". Entonces se puede oír algo como "pero si les dan una descarga en la cabeza y ni se enteran", o "han nacido para que los maten", o "eso es que tú no has conocido el hambre, entonces no hay pena que valga". Total, que dan por hecho que mi única motivación para pasar por estos suplicios cotidianos es evitar la muerte a los animalitos; y aunque esto es una de las razones, no la cuento entre las más importantes.

      Hoy he venido a hablar de la ganadería y su impacto ecológico.

      La FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas) afirma que la ganadería es la causante de casi un quinto de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto se debe no sólo a los célebres pedos de las vacas sino también a la intensa maquinaria contaminante que mueve tanto la industria ganadera como la agricultura que alimenta al ganado.
Si hablamos de inmediatez de acciones y la posibilidad de conseguir reducciones [a los gases] en un corto período de tiempo, [reducir el consumo de carne] es claramente la oportunidad más atractiva.

Rajendra Pachauri, ganador del Nobel de la Paz y miembro del IPCC

      Ese casi 20% de los gases que produce la ganadería es más de lo que produce el transporte, por increíble que parezca. (Aviso: De aquí en adelante traduzco extractos del anterior enlace, ya que está muy bien explicado y no es cuestión de reinventar la rueda.)

      Pero ése es sólo uno de los aspectos de la cría de animales como comida. Resulta que casi cada aspecto del gigantesco mercado internacional de la carne tiene una consecuencia medioambiental o de salud, siendo el cambio climático lo primero de la lista. Si nunca pensaste que comer carne fuera un problema medioambiental (y, por extensión, político) es hora de volver a pensarlo.

      Para comprender el impacto del ganado en el planeta hay que tener en cuenta el tamaño de la industria. Constituye el mayor uso humano de la tierra. Los pastos ocupan un increíble 26% de la superficie de la Tierra libre de hielo y agua. El área que se destina a cultivos para alimentar a los animales asciende al 33% de la tierra arable. La producción de carne es también una causa principal en la deforestación; los pastos ocupan ahora el 70% de las tierras deforestadas del Amazonas. En Brasil, del 60% al 70% de la destrucción de la selva se debe a la preparación de pastos; ésa es una de las razones de la contribución de la ganadería a la emisión de CO2.

      Además, la comida cultivada para los animales podría alimentar a la gente. La cría ganadera consume el 90% de los cultivos de soja de los EEUU, el 80% de su maíz y el 70% de su grano.
Si todo el grano que se utiliza en los EEUU para alimentar al ganado fuera consumido directamente por la gente, se podría alimentar a unos 800 millones de personas.

David Pimentel, profesor de entomología en la Universidad Cornell

      El pastoreo es en sí mismo un destructor del medio ambiente. Las Naciones Unidas informan de que el 20% de los pastos del mundo se han degradado a causa del sobrepastoreo, la compactación del suelo y la erosión. Otro subproducto de la cría de ganado es la generación de abundantes cantidades de amoniaco, que contribuye a la lluvia ácida y a la acidificación de los ecosistemas. La producción de ganado consume el 8% de las aguas del planeta; causa el 55% de la erosión del suelo y los sedimentos; usa el 37% de todos los pesticidas; directa o indirectamente resulta en el consumo del 50% de todos los antibióticos; y arroja un tercio de todo el nitrógeno y el fósforo que va a parar a nuestros suministros de agua.

      Además, el ganado está desplazando a otros animales. Mientras que tantas especies se pierden en esta aparente "sexta extinción", actualmente el ganado constituye el 20% de toda la biomasa del planeta. Dado que ocupan el 30% del planeta, desplazan a su vez a toda esa cantidad de especies salvajes. El pastoreo se considera una amenaza seria para 306 de las 825 ecoregiones identificadas por la Worlwide Fund for Nature, y para 23 de los 35 puntos claves para la biodiversidad identificados por Conservation International.

      Los pocos comentaristas que han señalado la relación entre el consumo de carne y la destrucción medioambiental han ignorado la solución más obvia: no comer carne.

7 comentarios:

vdo1138 dijo... @ 4 de enero de 2009, 12:39

Te entiendo perfectamente. Soy vegetariano desde Octubre, supongo que por los mismos motivos que tu, y el ¿Por Que? es tan recurrente que ya me cansa. Estaba pensando en regalar un dvd educativo a todo el que pregunta, por que paso de soltar un rollo en la mesa a alguien que simplemente prefiere la pastilla azul.

No soy nadie para dar lecciones de antropología, pero esta claro que la producción moderna de carne conlleva un sinfín de consecuencias que no estoy dispuesto a aceptar.

Al final digo que simplemente es insano, injusto e insostenible.

Un saludo, sigue así.

àcrata dijo... @ 4 de enero de 2009, 17:28

Realmente uno jamás pensaría lo molesto que le iba a resultar tener que recibir constantes preguntas que cuestionan la decisión de una dieta vegetariana.

Más de una vez me he planteado, personalmente, hacerme un papelito con 4 parrafos y algunos números para llevarlo en la cartera... jejeje

A mi tampoco me gusta que personas que jamás se cuestionan nada de sus vidas, cuestionen mis decisiones y las pongan en duda.

Paciencia amigo, paciencia... nos dan pena los animalitos, en fin. La ignorancia muchas veces ni siquiera es culpa suya, son simples mentes adormecidas.

la abuela dijo... @ 5 de enero de 2009, 8:54

considero, según la experiencia personal, que se deben dar las explicaciones necesarias, y que en uno estén resueltas, pues no siempre hay motivos sanos dentro de las decisiones.
Eso nos ayuda, según mi entender, a profundizar en nuestra propia decisión y extraer el grano de la paja.
El desprecio al otro, porque en el fondo es así, dormidos,
masa,ignorantes y un largo etc,son las palabras que normalmente se usan.
Verán,pienso que si en realidad se ha llegado a esa decisión por estar despierto, alerta; Por que se ha dejado de ser ignorante, el sentir natural sería explicar a los dormidos, ignorantes, ...el otro, que ya hemos catalogado, para que puedan despertar algún día. Aunque no sea el día que nosotros deseamos para sentir que somos salvadores.
Cuando me canso,sea en lo que sea, hay algo que a la larga se puede ver, si realmente se esta despierto, que demuestra que solo se ha escogido por una conciencia intelectual que como una capa superficial termina por evaporarse al paso del tiempo.
¿que es lo que hace que uno despierte? ¿genética? ¿Porque en uno se despierta la conciencia y en otros no? ¿voluntad?
¿no sería importante saberlo? ¿Todos son tontos, menos yo? o una minoría ¿elegida?¿otro privilegio?

KesheR dijo... @ 5 de enero de 2009, 12:25

Abuela, comprendo lo que dice y lo comparto; de hecho para eso escribo en Internet, para "despertar conciencias" (aunque al final sólo nos leamos los "despertados" entre nosotros, pero eso es inevitable).

Lo que pasa es que en una reunión de amigos no es el momento ni el lugar para dar la brasa con estos temas. Primero porque no me apetece ser considerado el más excéntrico de España, y segundo porque todo lo que diga en una situación así va a caer en saco roto.

Yo creo firmemente que la única manera de que alguien cambie de opinión es que descubra por sí mismo un escrito que pueda meditar y valorar tranquilamente, en silencio.

la abuela dijo... @ 7 de enero de 2009, 9:50

No me creo que solo te leen"los despiertos" Aunque solo escribamos los que intentamos "mantenernos despiertos"(así lo considero)por la necesidad de compartir para seguir alerta al descubrir que compartir es importante, también entre generaciones diferentes.
Después los miedos, de estar solo, ser rechazado, no saber por donde empezar. Inquietudes que se llevan dentro, que hay que proteger.
Conozco a algunos jóvenes que teniendo las mismas inquietudes,lo que les separa es mas fuerte, la competencia, el miedo.

la abuela dijo... @ 7 de enero de 2009, 10:01

Se me olvidó comentar esto.
"Yo creo firmemente que la única manera de que alguien cambie de opinión es que descubra por sí mismo un escrito que pueda meditar y valorar tranquilamente, en silencio."

Le doy a la palabra pronunciada, mas valor. Si no es vacía, claro. Quizá por la experiencia.
Si descubro a la escritura (aunque no domino) para aprender a escucharme y conocer a las palabras que me dominan y poder profundizar en ellas, como a la pintura que me habla de mis propios símbolos y pensamientos mas profundos.

abrahamjpalma dijo... @ 6 de febrero de 2009, 9:25

Aunque el modelo de producción ganadera actual es altamente destructivo, el pastoreo tradicional se considera sostenible.

Además las carnes eran muy necesarias al llegar el invierno, cuando escasean los vegetales y hay que hacer acopio de grasas para soportar el frío.
Es cierto que hemos llegado a un nivel tecnológico en que estas cuestiones están solventadas, pero no termino de creerme que después de tantos milenios con un estómago adaptado al consumo de carne y vegetales, sea sano prescindir por completo de uno de ellos.

Lo que ocurre es que hemos adoptado el modelo suntuoso del estilo de vida americano que come un día hamburguesa y al otro chuleta con patatas fritas.
En los platos de la dieta mediterránea la carne es un condimento más, y su consumo es moderado.
Yo apuesto más por este modelo, porque es mucho más atractivo que el vegetarianismo para la mayoría de la población y por tanto puede tener un mayor impacto en la reducción del consumo global de cárnicos.

Publicar un comentario