El Grito Infinito

llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones

El 11-S fue culpa de los aliens judíos del Club Bilderberg

Publicado por Álvaro en , el 1.12.08


      Aprovechando este estupendo artículo de A Las Barricadas, voy a dar rienda suelta a una de mis fobias: las teorías conspirativas

      Como ustedes ya deberían saber a estas alturas, el 11-S fue un trabajo interno a cargo de Bush, que puso a la CIA al servicio del Mossad, mientras los Illuminati y los masones dejaban a un lado el Área 51 para conformar a placer el Nuevo Orden Mundial. Quizás no sepan que los aviones fueron pilotados por duplicados judíos de JFK a partir del ADN que guardó la CIA en Tel-Aviv, donde por cierto también se rodaron las imágenes de la llegada a la Luna. A partir de ese ADN también pudieron fabricar el SIDA y el ébola: después de todo, el asesinato de JFK ha sido la más prolífica de todas las conspiraciones. Todo este proceso fue financiado íntegramente con ameros, no hace falta ni que lo diga.

      Dios, cómo me toca los cojones toda esta mierda.
     
      Y me los toca por una razón muy sencilla: todas estas fantasías desacreditan fuertemente a una izquierda que, desprovista de motivación y mundialmente marginada, gira su atención hacia argumentos imposibles y chifladuras varias. El problema se agrava cuando incluso desde medios alternativos serios se da cancha a estas teorías, arrastrando a más y más izquierdistas en todo el mundo. Cuando hablo con alguien sobre ciertos temas peliagudos, como la crisis energética o Irán, inmediatamente soy conminado a dar mi opinión sobre el 11-S. Es un tema que vuelve y vuelve, cansinamente, para desacreditar al más pintado.

      ¿Quién está detrás del 11-S? Voy a daros una respuesta que puede sorprenderos: no me importa lo más mínimo, y tampoco os debería importar a vosotros. Vale, eso fue muy provocativo, lo explicaré.

      Cada día mueren miles de personas en todo el mundo por guerras gratuitas que obedecen a intereses de una determinada élite, por políticas económicas imperialistas genocidas que obeceden a intereses de una determinada élite, por conflictos que no hallan resolución porque no interesa a una determinada élite. No hace falta que dé ejemplos, espero, de todas estas atrocidades que se llevan a cabo diriamente, repito, bajo la pasividad absoluta de aquello que llaman la comunidad internacional. La propia estructura de las relaciones internacionales es un agente genocida: permite la especulación de alimentos, pisa el cuello de la mitad del planeta con la bota de la deuda externa, explota los recursos y las personas de manera criminal, permite la creación de dinero virtual y ganancias ficticias que serán utilizadas para hundir un poco más la bota en el cuello de algunos países, contamina sistemáticamente y destruye ecosistemas con impunidad y palmaditas en la espalda...

      Ante eso, ¿por qué detenerse con los pocos muertos (en comparación) del 11-S? Cada día muere tanta gente o más a causa de enfermedades fácilmente curables y desnutrición en zonas perfectamente cultivables. ¿Cada cuánto muere la misma gente en Iraq?

      Os diré cuál es la diferencia: en ese caso, las víctimas fueron hombres de negocios blancos, de buena familia. Sí, amigos, la obsesión con el 11-S es profundamente racista y clasista, puesto que considera que la muerte de unos cuantos blancos adinerados hay que investigarla hasta las últimas consecuencias, durante años, mientras que si mañana hubiera una incursión de EEUU en una aldea de Afganistán que matase a 100 personas inocentes, a nadie le importaría lo más mínimo, ni siquiera a la izquierda. Quedaría como una noticia más, dispersada entre el montón.

      Alguien podría argumentar que lo importante del 11-S es que fuera utilizado como excusa para la guerra de Iraq. ¿Y? ¿A quién sorprendería eso a estas alturas? El gobierno de los EEUU ha hecho siempre lo que le ha dado la real gana para mantener sus intereses. No ha dudado en invadir, extorsionar, bloquear, chantajear, robar, asesinar, destronar y entronizar a lo largo de siglos, el 11-S sería sólo uno más de toda esa retahíla de actos criminales. ¿Qué esperan los obsesos del 11-S, que demostrando que fue un trabajo interno todo el mundo se escandalice y vuelva la espalda al Imperio? ¿Por qué no trabajar en sacar a la luz toda la mierda que ya es pública y está demostrada, y que es suficiente para pasar por la horca a todos sus presidentes desde la II Guerra Mundial?

      Y ésta es, finalmente, mi crítica en general a todas las teorías de la conspiración: ya hay suficiente mierda ahí fuera para leer durante toda una vida, documentada y probada de sobra, como para perder el tiempo intentando averiguar no sé qué alianzas conspirativas a cuál más espeluznante y fantástica. Puede que algunas de estas teorías tengan algo de verdad (sólo digo que puede), puede que a JFK lo matara otra persona, puede que en el 11-S intervinieran más factores aparte de los islamistas, puede que en el Club Bilderberg se jueguen la riqueza de las naciones a los dados. Sólo puede. Pero si hay algo sucio en estos asuntos (cosa improbable, al artículo de A Las Barricadas me remito), ningún friki de Internet va a descubrirlo jamás, mientras que cientos de asuntos gravísimos y muy palpables se dejan caer en el olvido por ser mucho más mundanos y carecer de ese encanto de lo desconocido.

      Y es que, al fin y al cabo, es mucho más fácil ver un vídeo de Youtube sobre los chemtrails y así creerse inteligente y alternativo, que leerse un libro entero de teoría y crítica económica y conocer las causas históricas de la miseria mundial.


| Mi crítica a Zeitgeist

| Mi crítica a Zeitgeist Addendum

| Una conspiración inmensa

| La física del 11-S: conspiraciones que no existen

| Los chiflados de la teoría de la conspiración del 11-S

| Stop this primitive search for scapegoats

14 comentarios:

miguel dijo... @ 2 de diciembre de 2008, 13:09

Totalmente de acuerdo. Creo que la clave de una teoría conspiranoica de éxito está en mezclar muy bien cosas demostradas y demostrables con fantasías, e ir tirando de la madeja de la imaginación. Por cierto, aún no sé qué coño quieren decir los que defienden esa chorrada de los chemtrails.

Víctor dijo... @ 2 de diciembre de 2008, 22:14

Muy muy de acuerdo. Como bien dices, tenemos documentados montones de matanzas al servicio del capitalismo y la explotación (valga la redundancia). No sé por qué, me he acordado de cuando empecé a leer el libro La Quinta Libertad, de Chomsky... tras leer apenas las 20 primeras páginas más o menos, la dureza de lo descrito, relatado y referenciado, me forzó a hacer una pausa considerablemente larga en el tiempo antes de decidir volver a abrir ese libro.

Pero claro, todo eso que a me resultó horripilante resulta que sucedió en sitios como Nicaragua u Honduras. No se merece la atención de telediarios ni periódicos, y por desgracia tampoco de los conspiracionistas que criticas en esta entrada.

Y la raíz del problema, del gran problema, no radica en qué individuos u organizaciones son culpables de esto o de lo otro. El verdadero problema está en qué ideas imperan en nuestra sociedad, y son aceptadas por nosotros en nuestra vida diaria, y provocan que nos parezca normal, lógico o aceptable que tales cosas sucedan para que el mundo siga girando como hasta ahora. Dicho en otras palabras, parece que poco de moda en la actualidad: tenemos una ética y una moral de mierda, nuestra educación es increiblemente deficitaria en casi todo lo importante... y estamos contentos con el panorama.

KesheR dijo... @ 2 de diciembre de 2008, 22:19

Muy buen ejemplo, Víctor, ese libro cubre una serie de atrocidades como para que no haga falta citar más.

Otro libro que condensa brutalmente las miserias del imperialismo es "Las venas abiertas de América Latina", de Eduardo Galeano. Después de leer estos dos libros, lo del 11-S parece un juego de niños.

gatociclopeico dijo... @ 3 de diciembre de 2008, 19:44

Cojonudo el video del post anterior. En la misma línea pero algo más masticadito y didáctico es este video:

http://volteando.blogspot.com/2008/12/blog-post.html

Todavía tengo que aprender a esconder enlaces....

Por cierto, yo había oido hablar del amero porque algún colega estaba acojonado diciendo que los americanos querían hundir el mundo. Y ayer recibí una cadena de email que avisaba de que había que ver el video de Hal Turner antes de que sea censurado por los conspiradores.

Tremendelirius dijo... @ 15 de diciembre de 2008, 17:42

Me encantan las teorías conspiratorias jeje.

Respecto a lo que dices del 11-S estoy muy de acuerdo. Son como cortinas de humo (aunque suene un tanto frivolo con tantos muertos).

Pero es como la importancia que se le da a las victimas de eta respecto a las de trafico.

Todos los dias mueren 50 personas por accidente de trafico y no hacen tanto "caso" al tema. Sin embargo con eta pueden estar horas...

Cuidado, ambas cosas me parecen terribles, pero habría que aprender a relativizar.

KesheR dijo... @ 15 de diciembre de 2008, 17:48

Comprendo lo que dices sobre ETA, aunque una comparación más acertada sería el accidente de Spanair y los accidentes en carretera. Ambos son accidentes de transporte, sin grandes diferencias en la práctica. La diferencia sólo está en la cantidad de morbo y espectacularidad de la noticia, pero la gente que murió en ese vuelo muere todos los meses en las carreteras.

No todas las muertes importan lo mismo; esto ha sido así "toda la vida", podríamos decir.

anton dijo... @ 24 de diciembre de 2008, 13:49

Compadre, qué blog más bueno tienes, nunca lo había visto, ya me pasaré por aquí de vez en cuando. Me gusta mucho todo lo que he leído, en particular tu historia con el vegetarianismo, algo que también me ronda la cabeza desde hace año y pico (Earthlings es de lo más devastador que he visto).
Sólo en esta entrada me he quedado un poco perplejo, máxime después de leer tus reflexiones sobre el "o conmigo o contra mí" y el hecho de que el gris también existe, no es todo blanco o negro. A mí NO me gusta Zeitgeist, ni mucho menos September Clues, ni casi ningún texto o documental que pretenda ofrecer teorías sobre "quién exactamente" organizó aquél triste capítulo de la historia. Tampoco me creo la versión oficial, y el modo en que se ha falseado todo simplemente me hace pensar que aquí hay algo muy, muy sucio, que no puedo llegar a comprender (cosa que no me da derecho a "inventarme un cuento" acerca de lo que ocurrió). Simplemente, creo que 19 árabes locos no habrían conseguido hacer aquello por mucho que hubieran querido. Si fueran tan listos para montar un tal ataque holywoodiense, habrían sido suficientemente listos para entender que eso sólo conllevaría que sus países fueran devueltos a la edad de piedra a bombazos. Si sólo querían matar por matar, cada domingo tienen cientos de oportunidades a la salida de los estadios de béisbol y fútbol americano, que sería más sencillo y de resultado igualmente sangriento. Y también veo problemas con la física de la cosa, tiene que haber algo más que "el impacto y los incendios", pero no puedo formarme una opinión clara más allá de eso. Como dices, da igual quién lo hiciera, pues hay suficientes elementos para entender hasta qué punto está podrido el mundo. Pero que la gente entendiera que lo que pasó no es lo que se nos ha contado desde los estamentos oficiales (¿estás de acuerdo con esta afirmación?) puede tener un efecto catalizador para la gente que aún está adormecida en la autocomplacencia del mundo "rico y civilizado". Eso sí, dejando claro que dudar de la versión oficial no es secundar el infantilismo de la mayoría de conspiranoicos que hay en la red, que a veces acaban promoviendo el antisemitismo, o el pánico paralizante y estéril, o meras alucinaciones de lunáticos totalmente risibles. Me parece plausible que algunos de estos blogs o adalides de las conspiranoyas alternativas hayan sido puestos en circulación por los propios perpetradores de ese crimen (que insisto, no sé quiénes son), justamente porque esa es su mejor defensa.
Recuperando el hilo de "o conmigo o contra mí", el hecho de que haya muchas teorías conspiranoicas absurdas, que comprensiblemente te irritan (a mí también), ¿te convierte en un defensor de la teoría oficial?
Un abrazo y adelante con este valioso blog, anton (SubtUtiles)

KesheR dijo... @ 24 de diciembre de 2008, 15:43

¡Hombre, SubtUtiles! Un placer.

Yo también creo que hay cosas rarísimas en torno al 11-S y que en la versión oficial hay mentiras premeditadas... pero no sé cuáles. No soy tan arrogante como los frikis de Internet de creer saber los detalles. Simplemente, ahí algo muy raro, pero no hay absolutamente ninguna razón de peso para inferir que todo fue un montaje del gobierno de Bush.

Y soy muy escéptico respecto a que un descubrimiento impactante sobre el 11-S abra los ojos a la gente. Seguro que causaría un shock mundial, pero me temo que todo se reduciría a llevar a Bush a juicio y ejecutarlo. No se puede llegar a comprender bien el imperialismo si los medios mayoritarios no ayudan, y no quieren ayudar.

¡Un saludo!

Anónimo dijo... @ 13 de enero de 2009, 21:27

Bueno, parece que tu punto de vista sobre las conspiraciones es que son malas, y por eso mismo podemos ignorar los hechos.

Vale, ¿y qué pasa con tus teorías de la conspiración sobre que la "ganadería está detrás del cambio climático" o "la política de EEUU "busca favorecer a los más ricos"? Tu sabrás por qué te gustan las conspiraciones.

Te diré una cosa: mucha gente quiere una investigación independiente sobre el 11-s. Hay decenas de motivos, entre ellos, que hubo miles de víctimas, quizás a ti no te importe, pero a mí sí. Y a millones de personas también. Otro motivo es que el 11-s se ha usado como justificación para dos guerras y cambios legislativos en todo el mundo. Quizás sea interesante saber quién ha sido.

Arguyes un par de datos sobre el 11-s (sin citar ningún tipo de fuente) que lo único que demuestran es tu falta de información. Y, ¿para qué te vas a informar, si no son más que conspiraciones? Tu habrías dado por buena la versión del PP sobre los atentados de Madrid, para no caer en "conspiraciones".

Siempre que se usa la expresión "teorías de la conspiración" es para indicar que no debe prestarse atención alguna a esos argumentos. Es, pues, un término muy útil para evitar el debate y la reflexion racional.

Pero al final, Galileo tenía razón, y Montagner el premio Nobel. Dos conspiradores, ¿no?

KesheR dijo... @ 13 de enero de 2009, 21:38

La diferencia entre una teoría de la conspiración y una teoría a secas es que la teoría a secas tiene bases sólidas para afirmar algo y la teoría de la conspiración sólo elucubra fantasías que pueden tener conexión con la realidad o no, en base a unos indicios cogidos por los pelos.

Galileo tenía pruebas científicas. El hecho de que la ganadería es destructiva es una obviedad una vez que se multiplica el número de vacas por los recursos que necesitan y la contaminación que producen. El hecho de que las políticas estadounidenses buscan favorecer a los ricos es una obviedad viendo lo que han hecho ante la crisis.

¿Indicios de que el 11-S fue un trabajo interno? Bastantes. ¿Pruebas sólidas de que el 11-S fue un trabajo interno? Ninguna.

Y me reitero en lo dicho: me importan muchísimo más las vidas de todas las personas que han muerto (y que viven en el infierno) en Irak, Palestina y Afganistán que las que murieron en el 11-S. De hecho, es que me parece una nimiedad en comparación.

¿Me parece mal investigar lo que pasó en el 11-S? No, pero sólo si le dedicas 100 veces menos de tiempo que a lo que pasa en Oriente y en el Congo, por citar algunos casos de masacres.

Anónimo dijo... @ 14 de enero de 2009, 19:38

¿Crees realmente lo que dices? Esto es muy interesante. Afirmas que un criterio clave para no interesarse por el 11-s es el número de muertos. Claro, por eso en tu blog hablas del Congo 100 veces más que de Gaza, por "proporcionalidad".

Te daré el contraargumento: que Israel ha matado, a lo largo de los años, a bastante más de 1.000 palestinos (pero bastante, bastante más). De acuerdo, pero en ese caso habrás de reconocer que las "respuestas" al 11-s también han generado bastante más que 3.000 muertos.

No apruebo llevar al extremo la aritmética del terror. No creo que la manejes sinceramente. ¿O es que los 3.000 muertos de Chile tampoco merecen el mínimo interés? ¿Y los de Kosovo?

Conocer los hechos, y también los indicios, es deseable. Los indicios apuntan a menudo a los hechos.

En todo caso, ¿debemos creer los disparates de la "versión oficial" del 11-s? Esa es la primera teoría de la conspiración digna de ese nombre.

Dices que "soy muy escéptico respecto a que un descubrimiento impactante sobre el 11-S abra los ojos a la gente". Vale, son tus ideas. Entonces, dejamos de informar sobre Gaza, la vivienda, Nicaragua, Kosovo, Iraq, etc. Ya que probablemente, por separado, podamos imaginar que "no van a abrir los ojos a la gente". Si nos interesa entender las cosas, debemos informarnos. Si se trata de mirar para otro lado, quizás alguien nos pregunte más tarde por qué.

Hace algunos años, grupos de científicos fueron acusados de "teóricos de la conspiración" por decir que el VIH no era el causante fundamental del SIDA. Hoy día hasta Montagner defiende eso, y le han dado el Nobel. ¿Cuánta gente ha muerto mientras el establishment científico se negaba a considerar los argumentos de los "teóricos de la conspiración"?

Se pueden dar miles de argumentos, pero al final sólo hay dos aspectos: 1) ¿queremos conocer, pensar por nosotros mismos, compartir nuestros descubrimientos, ser rigurosos, o no? Y 2) ¿Respetamos a la gente o no? Si yo digo que lo que tú dices son "teorías de la conspiración" y no voy a entrar a considerarlas, es evidente que no te respeto. Te desautorizo para no tener que enfrentarme a lo que dices. Intelectualmente es tan cobarde como la negativa al debate que practican los líderes del "pensamiento único" (multinacionales, UE, por ejemplo).

Por cierto, ni Galileo ni Darwin tenian pruebas irrefutables. La ciencia no funciona así. Sólo modelos que encajaban mejor con los hechos, pese a sus incoherencias e inexactitudes, que son muchas en ambos casos. Este proceso se entiende muy bien leyendo a Kuhn.

Y de lo de Madrid ya veo que no respondes. ¿Acaso piensas que Aznar tenía razón? ¿O realmente no tenía importancia quién hubiera sido?

Saludos cordiales

Anónimo dijo... @ 14 de enero de 2009, 19:40

Ese titular: "El 11-S fue culpa de los aliens judíos del Club Bilderberg" no muestra mucho rigor. ¿Es de El Mundo?

Anónimo dijo... @ 17 de enero de 2009, 10:42

Incluso el amero podría ser cierto.

Considerada por muchos una teoría de la conspiración más, la idea de una nueva moneda que devaluase fuertemente el antiguo dólar, se hace más creible a la luz de los últimos informes LEAP.

http://www.leap2020.eu/Global-systemic-crisis-Alert-Summer-2009-The-US-government-defaults-on-its-debt_a2250.html

Anónimo dijo... @ 17 de enero de 2009, 10:46

"podría ser"... ja ja eres un conspiranoico.

Estoy harto de gente que sin pruebas afirma que si el precio de la vivienda va a bajar, que si nos activos financieros son "fantasmas", que si el petroleo barato se acaba...

chorradas conspiranoicas!!

Seguiremos creciendo más y mejor durante al menos 4.000 años más. Usaremos la eólica, la solar y la fusión fría, aparte de que queda mucho petróleo y el sistema financiero y monetario es fuerte y robusto. Y quien niegue esto no es más que un conspirador de tres al cuarto.

Publicar un comentario